limpiar lona toldo exterior

Inicio / Posts tagged "limpiar lona toldo exterior"
Cómo limpiar su lona de toldo exterior

Cómo limpiar su lona de toldo exterior

Escoge una lona de calidad, opta desde el principio por un mantenimiento fácil

Las lonas a base de fibra acrílica teñida en masa, conservan el brillo de su color a lo largo del tiempo e impiden que se incruste polvo y otra contaminación en la lona en sí misma. Con un simple cepillado recupera su estado inicial.

Una conservación regular de su lona facilita la limpieza. En todos los casos, se recomienda limpiar la lona con un simple chorro de agua clara y cepillarla con un cepillo blando. Se aconseja no lavar a gran presión para limpiar el toldo. A continuación deje secar la lona al aire libre. Si cierra el toldo cuando la lona todavía está húmeda, corre el riesgo de que se forme moho, en la superficie, sobre la lona.

Para las manchas más tenaces, se aconseja utilizar un jabón suave. Las más grandes marcas de lonas de toldos recomiendan el producto de mantenimiento 303 Fabric Cleaner para limpiar todo tipo de tejidos exteriores. Este producto puede utilizarse también para moquetas, tejidos de mobiliario o tejidos de interior. Se trata de un disolvente concentrado que puede utilizarse para las manchas difíciles o diluido en agua templada a una temperatura inferior a los 40º C.

Para limpiar su lona, se aconseja cepillarla al aire libre, después de aplicar el producto de limpieza (303 Fabric Cleaner) y dejarlo actuar durante 5 minutos. Después cepillar y aclarar la lona con agua clara. Para acabar, déjela secar en el exterior. Si las manchas persisten, inicie de nuevo el proceso.

Tras un lavado, la lona de toldo pierde su tratamiento contra la intemperie y las manchas. Por lo que se recomienda aplicar un impermeabilizante. Las marcas de lonas de toldo aconsejan el 303 Fabric Guard. Se trata de una solución que da de nuevo al tejido todas estas características técnicas (resistencia al agua, antimanchas, antirayos UV). Este producto tiene que utilizarse únicamente en tejidos secos (nuevos o que se han limpiado recientemente). Vaporice el 303 Fabric Guard hasta que el tejido se humedezca y déjelo secar al aire libre antes de guardarlo.

Hacen falta aproximadamente 500 ml para recubrir de 7 a 10 m² de tejido. Como más ligero sea su tejido, más grande será la superficie recubierta.